Quienes padecen esta condición sufren múltiples síntomas, incluyendo dolores musculares generalizados, pero pueden realizar actividad física y, por lo tanto, correr.

En un primer acercamiento, parece tratarse de una enfermedad por momentos invalidante para quienes la sufren, que en Chile se calcula entre 1 y 2% de la población. Es que la fibromialgia y sus síntomas asustan: es un trastorno que causa dolores musculares generalizados, fatiga y/o cansancio. Las personas que la presentan tienen dolor y sensibilidad en todo el cuerpo (disestesia).
Según explica el Dr. Gino Baccigaluppi, reumatólogo e inmunólogo de Clínica MEDS, “a pesar de no estar catalogada como una enfermedad propiamente tal, ya que no posee características patológicas ni un agente causal determinado, y tampoco puede ser demostrada a través de exámenes, la fibromialgia es una condición real e indesmentible, que puede llegar a alterar de manera significativa la calidad de vida de quien la padece”.
Otros síntomas son dificultad para dormir, rigidez matinal, dolores de cabeza, períodos menstruales dolorosos, sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y los pies, falta de memoria y dificultad para concentrarse.

¿Pueden Correr?

¿Qué tan limitante es esta condición para la actividad física y el running en particular? El especialista responde: “Esta patología no es una barrera para la actividad física. Sin embargo, las personas diagnosticadas muestran en su mayoría un desacondicionamiento físico muy marcado, porque han evitado el ejercicio debido a su malestar. Por lo mismo, es fundamental que la actividad física comience muy lentamente e idealmente supervisada por un equipo de especialistas, como un fisioterapeuta y un kinesiólogo”.
Añade que su tratamiento también debe considerar un manejo multidisciplinario de profesionales, apoyados con terapias farmacológicas y no farmacológicas, dentro de las cuales la actividad física aeróbica cumple un rol muy importante.
En ese contexto, afirma que existen numerosos estudios que han demostrado beneficios de hacer ejercicio como parte del tratamiento de esta condición clínica. “Un meta-análisis publicado en junio de este año reveló que el ejercicio aeróbico puede disminuir la intensidad del dolor, mejorar la función física, fatiga y rigidez de los pacientes. Al mismo tiempo, se encontró que este tipo de actividad parece ser bien tolerada por los pacientes. No obstante, no hay estudios específicos en relación al running y sus efectos en los pacientes con fibromialgia”.

¿Efectos Secundarios?

Sobre si correr puede agravar esta enfermedad, el Dr. Baccigaluppi sostiene que la evidencia existente no establece que la práctica continua de este deporte provoque efectos secundarios deletéreos (dañinos) vinculados a la fibromialgia, ya sea en su evolución y/o pronóstico.
El reumatólogo reitera, eso sí, que los corredores con esta condición clínica deben “ser siempre supervisados por profesionales que de manera individual evalúen las capacidades físicas y las exigencias máximas a las que pueden someterse, y de la misma manera determinar lo que no es aconsejable que realicen. La automedicación y el autocontrol pueden llegar a provocarles una lesión que limite aún más su desempeño”.

*Artículo publicado en revista Run for Life n° 69, septiembre-octubre 2017.