Artículos Anteriores

Con Sangre en… la Nariz

Con Sangre en… la Nariz

Aunque la posibilidad que sufras una hemorragia nasal al correr es reducida, es importante que sepas quiénes están más expuestos y cómo prevenirla o tratarla. Sus fotos y videos con...

Para Respirar Tranquilo

Para Respirar Tranquilo

¿Son compatibles las enfermedades respiratorias con la práctica del running? Este artículo entrega respuestas y consejos al respecto. Seguramente más de alguna vez has estado resfriado y te has preguntado...

¡Qué Nervio!

¡Qué Nervio!

La irritación o inflamación del nervio ciático provoca la ciática o lumbociática, patología que puede ser muy dolorosa e inhabilitante para correr. Si no la has padecido, es muy probable...

Cuida tus Tendones

Cuida tus Tendones

A continuación revisamos los problemas más frecuentes que sufren los runners en estas fibras que unen los músculos a los huesos. Sus causas, formas de prevención y tratamiento. ¿Alguna vez...

Aunque la posibilidad que sufras una hemorragia nasal al correr es reducida, es importante que sepas quiénes están más expuestos y cómo prevenirla o tratarla.

Sus fotos y videos con el rostro ensangrentado dieron la vuelta al mundo. Corría el kilómetro 10 del maratón femenino del Campeonato Europeo de Atletismo, en Berlín (Alemania), y la bielorrusa Volha Mazuronak comenzó a sangrar profusamente por su nariz. Para no perder tiempo, corrió durante largos kilómetros con mucha sangre en su cara y cuello, hasta que decidió lavarse. Al final, el sufrimiento valió la pena y ganó la competencia.
¿Qué tan expuestos están los corredores amateur a sufrir un problema similar? El Dr. Felipe Rojas, Deportólogo de Clínica MEDS, explica que las hemorragias nasales, o epistaxis en términos médicos, se producen durante el ejercicio cuando se juntan dos elementos. “Primero, hay que tener una predisposición, principalmente anatómica por debilidad en los capilares sanguíneos que se encuentran más expuestos en las fosas nasales, lo que es netamente genético, modificable solo con cirugía. Y, segundo, se debe gatillar un aumento en la presión sanguínea, generándose microroturas en los vasos sanguíneos de la persona. Durante la actividad física se produce un aumento transitorio en la presión de estos vasos, pero también hay otros factores que influyen como el calor, la deshidratación, y el consumo de ciertos fármacos o inhaladores, así como de algunos suplementos como la cafeína”, revela.

Climbing OK