A diferencia de los corredores de calle, los traileros deben elegir zapatillas que se adecuen a distintos tipos de superficie. Diversos especialistas entregan sus recomendaciones.

¿Qué encanta más a los traileros? No se necesita una encuesta para concluir que los seduce el contacto directo con la naturaleza y la variedad de paisajes y terrenos por los que deben correr y desplazarse. Es una disciplina que exige más que el running de calle, pero para sus cultores cualquier esfuerzo vale absolutamente la pena y es recompensado con creces.
Como es lógico, correr por senderos de montaña y terrenos distintos al asfalto supone otras condiciones técnicas para el calzado. Alfonso Bustos, un apasionado trail runner, entrega una primera opinión: “se requieren zapatillas con buen agarre y tracción, especialmente para las bajadas técnicas o senderos angostos, pues te aportan una seguridad adicional. Es importante también que no sean muy bajas para que no les entre mucha tierra, y que la planta sea durable, ya que los terrenos para practicar trail en la zona central son muy pedregosos. Un plus, aunque no indispensable, es que tengan tecnología goretex”.

Consejos Importantes

Según Cristián Valencia, avezado trail runner y coach de la disciplina, “la mayoría de los corredores no tiene los conocimientos o la capacidad para comprar las zapatillas dependiendo la superficie por la que va a correr. Se recomienda escoger la que se adapte de mejor manera a la ruta que recorreremos, ya que así optimizaremos nuestro rendimiento”. Para ayudar en esa tarea, el también organizador del Xtrail Puchuncaví aporta los siguientes consejos:

- Si una ruta tiene tramos de barro o senderos con piedrecillas, haciéndola resbalosa, hay que optar por un calzado con más grip (agarre) en su suela, de manera de reducir la posibilidad de caídas. Pero si el trailero posee una buena técnica puede obviar esa característica, ya que mientras mayor grip tiene una zapatilla más frena el movimiento en terrenos abiertos y llanos.
- No es recomendable correr con zapatillas de capellada suave y delicada en senderos con espinas o rocosos, ya que están destinadas a morir en el intento. Existen algunos modelos más resistentes y con refuerzos en ciertas zonas que otorgan mayor durabilidad.
- Es fundamental saber si el trazado a cubrir incluirá terreno seco o húmedo, charcos e incluso ríos. En una zona con mucha agua no sirve de nada la protección goretex (impermeabilizante), ya que evitará que se evacúe el agua de la zapatilla. Esto hará que mantengamos un peso extra, dificultando el avance y agotando nuestra musculatura antes de tiempo. Esa tecnología sí ayudará bastante en una zona donde exista solo rocío.
- Elegir calzado con mayor o menos drop, que es la inclinación desde el talón a la punta, dependerá de la forma en que corramos. Hay quienes se sienten más seguros con una inclinación mayor, aunque esto genera una tendencia al taloneo, produciendo más daño a las articulaciones. Por eso que algunas marcas han apostado por reducirlo o sencillamente eliminarlo.
- Muy importante: no hay que olvidar que las zapatillas no solo deben darnos la sensación de seguridad y protección, sino también de comodidad. Las usaremos en ocasiones durante muchas horas, por lo que por más recomendaciones que nos den sobre uno u otro modelo, no siempre éste se adaptará a la forma de nuestro pie o a la manera como corremos.

Para Reto Rüegger, Senior Product Manager de Mammut Sports Group, uno de los principales fabricantes del rubro, “un buen calzado para senderos de montaña tiene que ser más robusto y con mayor soporte que el que se fabrica regularmente para correr. Esto significa que debe tener mayor resistencia a la abrasión y contar con diferentes áreas de protección, proporcionando además un mejor agarre en todas las situaciones”.
Por su parte, Franco Erazo, Product Manager de The North Face (TNF), manifiesta que las principales cualidades que se deben buscar en las zapatillas de trail son la comodidad, protección y rendimiento. “La expresión de estas características en los materiales se pueden identificar en las distintas tecnologías aplicadas. En el caso de los modelos TNF, todos están diseñados con tecnología Cradle (estabilidad), suela Vibram (agarre y durabilidad), Flasdry (secado rápido) y Air Mesh para proteger los pies de los elementos externos”.

Cuidados Básicos

Respecto a consejos para el cuidado de las zapatillas de trail, el experto de Mammut señala: “hay que lavarlas con agua por dentro y por fuera (sin usar blanqueador ni jabón) después de cada rutina. Hay que quitar siempre la plantilla para un mejor secado, el cual no debe realizarse bajo la luz directa del sol ni arriba de una estufa o calentador. Luego conviene aplicar un espray repelente al agua en base a silicona. Lo ideal es contar, especialmente en el caso de los traileros más dedicados, con dos pares de zapatillas para utilizarlos alternadamente y así lograr que duren más tiempo”.
En la misma línea, Franco sugiere “lavar periódicamente las zapatillas para impedir el desgaste prematuro de los materiales, así como un uso exclusivo en senderos para evitar su pérdida de agarre debido al desgaste por empleo en pavimento”.
Y en opinión de Cristian Valencia, el calzado de trail “debe descansar para que sus componentes recuperen sus características. Si lo usamos todos los días lo deformamos antes de tiempo y lo desgastamos innecesariamente. Por eso que es importante tener más de un par de zapatillas. Otro de los errores comunes es secarlas al sol o al calor directo, provocando una disminución de su vida útil. Se recomienda hacerlo con papel en su interior y una vez eliminada gran parte de la humedad ponerlas a la sombra, dejando que se oreen y estén así prestas para el siguiente desafío”.
Añade que su mayor o menor duración dependerá de las superficies en que las usemos y de los kilómetros recorridos. “Existen zapatillas que son diseñadas para una menor distancia, ya que son de peso más ligero para proporcionar mayor agilidad a quienes las usen”, afirma.

Numerosos Fabricantes

El boom de las carreras de montaña en muchos países del mundo, incluido Chile, ha hecho que cada vez haya más oferta de marcas y modelos. ¿Cómo distinguirlas más allá del diseño? Franco Erazo comenta que una de otra se diferencia en “las tecnologías aplicadas al calzado, haciendo que algunos destaquen por su soporte, estabilidad y durabilidad superior, por su secado rápido… todo esto se traduce en comodidad cuando se pasan largas recorriendo cerros y senderos. Las zapatillas TNF, en particular, ofrecen un balance perfecto entre rendimiento y protección”.
Para Reto Rüegger de Mammut, “existen zapatillas más orientadas para terrenos barrosos y otras especializadas en senderos de montaña, como las Mammut. También se marcan diferencias dependiendo la temporada, si es verano o invierno. Esto tiene un gran impacto sobre sus características en aspectos como la ventilación, aislamiento, impermeabilidad, densidad y el tipo de materiales de la suela de goma”.