Tres destacados corredores y entrenadores de trail running revelan sus trazados favoritos en Chile para que los pruebes y te sigas encantando con esta disciplina.

Los traileros chilenos no tienen de qué quejarse. Nacieron en un país plagado de hermosas y variadas rutas de montaña para cultivar una disciplina que suma y suma adeptos. Pero, ¿cuáles son las mejores? Se lo preguntamos a tres destacados corredores y entrenadores de la disciplina y las siguientes fueron sus preferencias.

De Norte a Sur

Enzo Ferrari, ganador de los 160 km del Endurance Challenge 2015 y coach de The North Face, se inclina por rutas del norte, centro y sur del país, con las siguientes preferencias:

- Sendero Villarrica Traverse (Parque Nacional Villarrica):
De 73 km, atraviesa por escorial volcánico, con increíble vista a los lagos Villarrica y Calafquén, bosques achaparrados y de Araucaria, en las faldas de los volcanes Quetrupillan, Lanin y Villarrica. “Tiene un nivel de dificultad técnico medio-alto, siendo ideal para quienes buscamos pasar muchas horas en conexión con la naturaleza sin ver tanta gente, ya que los accesos son sólo a pie”, acota.

- Sendero Sierra Nevada (Conguillío):
La ruta primero sube por la inclinada ribera este del lago Conguillío en playa Linda, tupida de una verde vegetación. Desde dos miradores se puede apreciar el volcán Llaima y el lago. El sendero atraviesa una loma y avanza hacia la sierra. En ambos lados se abren vistas hacia profundos cañones con cascadas. El ascenso es de una complejidad técnica media y se extiende por 9 km hasta el último mirador.

- Parque Natural Aguas de Ramón (Santiago):
Ubicado en la comuna de la Reina, es un hermoso sendero que se introduce en pleno valle de los Saltos de Apoquindo, en la precordillera de Los Andes. “El sendero es único con un nivel de dificultad medio y se extiende por casi 8 km de pura escalada, desde la base de Conaf hasta el salto”, detalla Enzo.

- Ruta W Torres del Paine (Patagonia):
En el corazón de la Patagonia, alrededor de las Torres del Paine, se encuentra el sendero W, con tres entradas a los valles más imponentes de la zona. Agrega: “Permite apreciar con plenitud los macizos y el glaciar Grey. El terreno es de dificultad alta en los valles y nivel medio en las conexiones. Es un lugar ideal para sentir la inmensidad de la naturaleza en toda su extensión de 52 km”.

- Valle de la Luna - Valle de la Muerte (Desierto de Atacama):
“La energía que guarda nuestro desierto es infinita. En el Valle de la Muerte priman los colores y sensaciones, a una altura de 2.500 mts. Es un camino con vistas a las quebradas, dunas y maravillas que sólo el desierto otorga dentro de la Cordillera de la Sal. Presenta dificultad alta debido a la falta de agua y sequedad del terreno. Se extiende de norte a sur por el costado oeste del gran Salar de Atacama por al menos 70 km”, relata.

Senderos Coloridos...

Para Cristian Valencia, organizador del Xtrail Puchuncaví y miembro del team Cebé, una ruta ideal debe poseer “coloridos y aromáticos bosques, cursos de agua y descensos que pongan a prueba las piernas”. Esas son las características que tienen los siguientes lugares:

- Quebrada del Tigre (Cachagua):
Ubicada en la Región de Valparaíso, “nos regala un descenso por un espectacular bosque nativo que pone a prueba nuestra agilidad trabajada en cada entrenamiento. Allí, sólo los valientes vuelan y los soñadores se dejan llevar por ese tobogán multicolor”, resalta.

- Fiordos Patagónicos:
El también coach comenta sobre esta ruta: “Si hay una aventura que jamás olvidaré es la de los senderos del lado salvaje de los fiordos patagónicos. La viví en la maravillosa Ultrafiord, donde la organización se preocupó de mostrarnos lugares asombrosos con una mezcla de bosques, ríos, lagos y glaciares que pusieron a prueba a todos los que tuvieron la dicha de cruzar esos hermosos y muy duros senderos”.

- Torres del Paine:
“Otros senderos que quedarán por siempre en mi mente son los de las espectaculares Torres del Paine, los cuales pude conocer por ser embajador deportivo del Trail Adventure. Allí disfruté de un amanecer que sólo esos cielos nos regalan y donde se pueden vivir las cuatro estaciones del año en un solo día”, señala.

- Cerro El Caqui (Catemu):
“Sus senderos son de los más técnicos y rudos que me ha tocado recorrer. Es un trazado un tanto seco comparado con otros, pero en la cima ofrece una privilegiada vista de la cordillera, con una calma sin igual, ya que sólo arrieros osan pasar por el lugar. Si bien la vista ya es un premio, lo mejor es descender por un camino de piedras lajas (finas y cortantes), donde sólo los valientes vuelan, puesto que la probabilidad de caer o lesionarse es muy alta”, advierte Cristian.

Circuitos en la RM

El corredor Rodolfo "Pre"Díaz, en tanto, recomienda conocer y disfrutar dos trazados en la Región Metropolitana:

- San Carlos de Apoquindo:
Lo describe: “Se sube por el sector de El Monolito, luego se pasa por Alto el Naranjo y desde ahí se baja por el puente El Ñilhue. Llegando al Camino de las Antenas se dobla a la derecha para seguir hasta La Ermita. Se cruzan dos ríos y hay que devolverse por Las Varas. Es una ruta que parte con desnivel y que te va sacando ritmo. Son cerca de 50 km”.

- Ruta Bike Park, ex Huinganal:
“Hay que partir desde Bike Park y subir por El Huinganal hasta llegar al Camino de las Antenas. Luego se debe bajar hasta el Santuario de la Naturaleza El Arrayán y devolverse. Esta ruta, en la época actual, es muy verde y tiene alrededor de 20 km”, especifica “Pre”.