A través de la programación neurolingüística, cada deportista puede modificar la tendencia al pesimismo de nuestro cerebro. Aquí hay algunas recomendaciones para hacerlo.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo

Las neurociencias nos han permitido comprender el funcionamiento de nuestro cerebro. Y junto con ello, nos han entregado herramientas para lo que hasta hace algunos años nos parecía casi imposible: modificar procesos cognitivos. Una de las líneas de investigación en neurociencias que ha tenido gran desarrollo ha sido el deporte, donde se ha estudiado temáticas como la motivación, el estrés y la toma de decisiones.

Programación Neurolingüística

Tal como lo hemos comentado en columnas anteriores, realizar ejercicio aeróbico genera una sustancia denominada BDNF (Brain Derived Neurotrophic Factor) que aumenta y potencia los aspectos cognitivos de las personas, permitiendo optimizar las conexiones neuronales y regenerando neuronas. Esto en la práctica permite que una vez terminado el ejercicio las personas puedan aumentar la calidad de su trabajo y potenciar el aprendizaje. Pero tal como se han estudiado efectos positivos en el cerebro se ha podido también comprobar que nuestro cerebro está diseñado para sobrevivir.

En el maratón el factor mental es clave porque el primer rival al que hay que vencer es uno mismo.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo

“Todo protagonista necesita un antagonista…”. Ese es un principio que también aplica en el deporte. Cuando un futbolista o un tenista entrega percepciones y sensaciones acerca de lo acontecido en su competencia, es posible encontrar referencias a sus rivales, a su forma de jugar, a su rendimiento técnico… Es parte de los elementos que un deportista pone en juego en su análisis. Y en estricto rigor, así debe ser porque de alguna forma es un factor fundamental que conjuga el rendimiento con el resultado.
¿Pero qué ocurre en un maratón? Muchos corredores señalan que durante numerosos momentos de una carrera el factor psicológico o mental es clave para mantener el ritmo, para controlar molestias o de manera más determinante para realizar una adecuada toma de decisiones. Los factores comúnmente mencionados tienen que ver con la ansiedad, la motivación, la tolerancia al dolor y, en otros casos, pensamientos positivos que potencien las emociones y la autoconfianza.
Siendo así, en muy pocas ocasiones los análisis pasan por reconocer que los otros corredores facilitaron o impidieron un mejor rendimiento en una carrera… ¿Por qué pasa esto?

La autoconfianza es un estado interno de convicción realista de que se podrá ejecutar exitosamente una conducta.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo

La autoconfianza es la creencia de que se puede realizar satisfactoriamente una conducta deseada. En esencia, equivale a suponer que el éxito se va a producir. Los deportistas seguros creen en sí mismos. Y, lo que es más importante, creen en su capacidad para adquirir las destrezas y competencias necesarias –tanto mentales como físicas– que les permitan alcanzar su máximo potencial. También puede emplearse el término “autoeficacia” para señalar la convicción que un deportista tiene de que puede ejecutar exitosamente una conducta. Un maratonista tendrá una alta autoeficacia cuando crea que puede correr el maratón de Nueva York y llegar a la meta en el tiempo deseado.
La autoconfianza tiene que ver necesariamente con tener una expectativa realista en relación a lo que verdaderamente se puede hacer para conseguir un determinado objetivo. Por ende, se trata necesariamente de un estado interno e individual, en donde las auténticas posibilidades que se tienen permitirán conseguir el éxito deseado.

Las siguientes recomendaciones motivacionales te ayudarán a seguir entrenando en el período otoño-invierno.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo

En la vida deportiva de un corredor se suelen identificar claramente tres momentos en el proceso motivacional: el inicio, el mantenimiento y finalmente el abandono. El tema es que estos momentos no son secuenciales, sino que más bien pueden ocurrir indistintamente en cualquier momento y de manera desordenada, afectando positiva o negativamente el desarrollo deportivo de una persona.
Durante la fase de inicio, el running cumple una función importante, ya que pueden experimentarse sensaciones placenteras, que se viven de manera interna, pero además pueden surgir diferentes motivos externos (como participar en distintas carreras) que fortalezcan este impulso inicial. Muchas personas pueden pensar que correr es aburrido. Algunas de ellas manifiestan que correr no es placentero, por lo que necesitarán de tiempo para empezar a sentir los efectos beneficiosos y de adicción positiva de este tipo de ejercicio. Por tanto, es importante que en los comienzos del running, las sesiones de entrenamientos estén bien diseñadas y adaptadas a la condición física de cada uno de los participantes. Además deben ser progresivas, dando la posibilidad de aumentar las destrezas, el nivel de ejecución y las sensaciones positivas.
En esta fase puede ser importante la pertenencia a un grupo de iguales. De hecho, en el caso del running se observa que son más adictos aquellos que corren normalmente en un grupo, que los que lo hacen de manera solitaria. Esto es importante considerarlo cuando la motivación está baja, como ejemplo en el periodo otoño-invierno, cuando cuesta salir a entrenar por efectos climáticos.

El control de la ansiedad, de los pensamientos, de los errores y de la respiración ayudarán a fortalecer tu entrenamiento mental y mejorar tu rendimiento.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo

Habitualmente el runner que quiere desarrollar y entrenar lo mental para aumentar su rendimiento en lo deportivo se encuentra en la encrucijada de qué hacer, qué variables psicológicas desarrollar y que técnicas utilizar.
En este espacio hemos abordado numerosas técnicas de psicología y coaching deportivo que pueden ayudar a potenciar el entrenamiento y, por ende, aumentar la probabilidad del éxito deportivo. No obstante, es evidente que los consejos que hemos ido entregando pueden resultar eficaces para algunas personas y para otras no, o bien, pueden ser muy útiles en un momento dado para alguien, pero en otros momentos no resultar óptimos.

Al afrontar desafíos de largo aliento como el maratón, nuestra mente desarrolla una carrera en paralelo, pasando por varias fases que conviene conocer y manejar.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo

En una carrera de largo aliento y aeróbica como es un maratón ocurren muchas cosas no sólo desde lo físico, técnico o nutricional, sino también desde lo mental. En muchas ocasiones hay factores psicológicos que uno puede prever y en otros casos simplemente irrumpen de manera sorpresiva afectando de alguna u otra forma la toma de decisiones, la focalización y los pensamientos durante la carrera.
En este artículo analizaremos ciertas cosas que desde el punto de vista psicológico ocurrirán sí o sí durante el transcurso de una carrera. Estos elementos pueden estar muy presentes o sólo aparecer de manera tangencial, pero cualquiera sea la forma, siempre es importante tenerlo claro para que en lo posible no afecten el rendimiento.

Psychological Time es una de las herramientas más sencillas para desarrollar la fortaleza mental en los corredores. ¿Sabes en qué consiste y cómo ponerla en práctica?

Por Rodrigo A. Cauas E.
Entrenamiento Mental Deportivo
110 Sport & Health Center
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

Hay varias estrategias o herramientas psicológicas que el corredor puede utilizar para modificar y desarrollar la fortaleza mental. Una de las más sencillas, pero que tiene una inmensa utilidad para reconocer y vislumbrar los factores psicológicos que podrían afectar en el entrenamiento o en una carrera, es la Psychological Time. Esta se refiere a la construcción de la línea de los tiempos psicológicos que cada runner posee en función de sus intereses y características personales.
¿Cómo se puede hacer eso? A continuación te lo contamos.

El rendimiento deportivo depende de la interacción adecuada entre la activación física y sicológica y la ansiedad cognitiva, que se expresa en aspectos como la baja autoconfianza y los pensamientos negativos.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Entrenamiento Mental Deportivo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - www.emd.cl

Para competir de manera óptima, un fondista que corre maratones requiere, como cualquier otro deportista, de un adecuado nivel de activación física y psicológica que le permita rendir de forma eficiente. Importantes investigaciones en psicología del deporte avalan esta posición, pero además reafirman “que los extremos activacionales (excesiva relajación o demasiada tensión) son negativos para el rendimiento deportivo”, pudiendo indirectamente afectar otras variables psicológicas como la atención-concentración.
Esto implica que el deportista tiene que buscar necesariamente una zona individual de funcionamiento óptimo (denominada por sus siglas como IZOF) entre la relajación y la activación, en la que se sienta cómodo emocional y fisiológicamente, y su rendimiento se vea fortalecido.

Cuando una persona se dedica a correr genera cambios en su modo de vida que involucran a su entorno cercano. ¿Cómo manejar adecuadamente esta situación?

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología y Coaching Deportivo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

No cabe duda que una persona dedicada a la práctica deportiva genera en su entorno más cercano (la familia, los amigos, compañeros de trabajo) un sistema distinto que compromete actitudes y conductas muy disímiles a las que tienen habitualmente los no deportistas.
Esto es más impactante aún para aquellos que de forma tardía -como suelen hacerlo muchos corredores y maratonistas hoy en día- suelen tomar la decisión de dedicarse a entrenar y a competir. Primero porque significa modificar rutinas ya establecidas en lo personal y en algunos casos muy enraizadas en lo familiar, reasignándose, en la mayoría de las situaciones, cambios en los modos de vida, en la convivencia familiar y en el tipo de alimentación.
Dichos cambios pueden ser muy gravitantes y problemáticos si no se consideran algunos elementos que a continuación se describen.

Una caracterización de los dos tipos de corredores más comunes de nuestro país: los que practican este deporte como vía de escape y los que lo consideran como una de sus actividades más importantes.

Por
Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

Al corredor chileno definitivamente ya no se le puede catalogar como una persona que simplemente “está de moda”. Esto, principalmente por la cantidad de años que el running se lleva desarrollando en nuestro país, por el número de corredores que van en aumento y que también participan y compiten en carreras internacionales, y porque realizan un deporte que es el 2º más practicado en Chile, según la última encuesta del IND. A todo eso hay que sumar, por supuesto, el gran desarrollo industrial que han tenido las competencias y los métodos de entrenamientos, la creación de teams de running…
Por eso es que hoy todos ellos pueden ser catalogados como verdaderos deportistas, pero “deportistas de rendimiento”, sin el apelativo de “alto”, porque muchos no se dedican exclusivamente a su práctica, aunque sí construyen su día a día a partir de esta actividad.

Practicar deportes como el running de manera regular ayuda a prevenir esta enfermedad y es un muy buen complemento para su tratamiento.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología y Coaching Deportivo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

La práctica regular de ejercicio físico (al menos 3 veces por semana) entrega numerosos beneficios para la salud de las personas. Especialmente frente a enfermedades tan comunes como la ansiedad, algunas fobias, trastornos de pánico, como también para fortalecer ciertos componentes de la personalidad como la autoestima, la autoconfianza, la tolerancia a la frustración, introyección de normas y la socialización.
Por cierto, es también una efectiva ayuda para afrontar una de las patologías más comunes de esta época: la depresión.
A nivel preventivo el ejercicio físico contribuye a controlar la aparición de ciertos síntomas de dicha enfermedad; de hecho, algunas investigaciones apuntan a que se reduce en un 50% la probabilidad de una depresión. Pero los efectos más importantes se producen cuando se toma como un complemento al tratamiento psicológico o psiquiátrico de la depresión.

Este factor sicológico está presente prácticamente en todos los deportistas y no desaparece solo, por lo que es necesario aplicar acciones concretas para mantenerlo a raya.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicólogo Deportivo Federación de Triatlón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

La ansiedad es probablemente una de las variables psicológicas más difíciles de controlar en el ámbito del deporte. Esto, porque es un factor que se hace presente en la mayoría de las personas y en casi todos los deportistas que se enfrentan a un reto, competitivo o no competitivo. 

Esta variable tiene tres características importantes que hacen, aún más difícil, su trabajo y su control:

¿Llevas poco tiempo en el running o quizás nunca has entrenado tu mente para correr? Estos consejos psicológicos te ayudarán a alcanzar tus metas y disfrutar del trote.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicólogo y Coach Deportivo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

Si estás entre quienes recién se están incorporando al mundo del running, debes saber que no solo se trata de ejercitar el cuerpo. También es muy necesario y conveniente entrenar tu mente, ya que esto te ayudará a alcanzar tus metas y hacer de esta actividad una experiencia realmente placentera.
En ese contexto, lo primero que debería tomar en cuenta toda persona que corre por primera vez algún tipo de carrera, independiente su modalidad y longitud, es detenerse a explorar y analizar el origen de su motivación, es decir, conocer los motivos que la impulsan a esta acción deportiva. Claro, porque las expectativas, tanto conscientes como inconscientes, deben estar basadas sobre esos “motores” reales. No es lo mismo participar que competir o prepararse para correr en el futuro un maratón, que simplemente hacerlo por un tema de calidad de vida o por prescripción médica.

Todo corredor debe desarrollar su capacidad de introspección para leer adecuadamente su cuerpo y saber qué acciones tomar en una carrera.

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología & Coaching Deportivo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

En muchas ocasiones los corredores de fondo hablan de conocer el cuerpo para correr conectados con la mente ¿pero de qué estamos hablando verdaderamente? ¿De conocer nuestros mejores tiempos en una carrera?, ¿de saber casi con certeza cuánto nos demoraremos en una distancia?, ¿de conocer nuestro “pace” por cada kilómetro? o ¿de conocer nuestras metas, objetivos y expectativas?
Puede que, efectivamente, la respuesta incluya algo de todo lo mencionado, pero leer nuestro cuerpo abarca mucho más que los datos estadísticos que podemos recoger antes o durante una carrera determinada. Esos datos nos orientan para saber cómo vamos, pero conocer nuestro cuerpo significa ver nuestro “GPS interior”, aquel que sólo pueden leer quiénes tienen una buena capacidad de abstracción, de autocontrol, pero por sobre todo una genuina capacidad de introspección.

Entrenar en otoño-invierno es para muchos una dura tarea. ¿Sabes cuáles son las razones sicológicas y cómo puedes mantenerte motivado en esta época del año?

Por Rodrigo A. Cauas E.
Psicología y Coaching Deportivo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emd.cl

Es bastante posible que durante los meses de otoño-invierno, cuando la temperatura decae y tenemos menos luz, la motivación por seguir nuestra rutina de entrenamientos decaiga un poco. Cabe tener en cuenta que nuestra motivación no sólo obedece a los factores más intrínsecos, sino que también puede verse influenciada por elementos externos como el clima que en esta época del año normalmente es más frío y lluvioso, el aumento en la probabilidad de contraer enfermedades principalmente asociadas a trastornos respiratorios, y el empeoramiento en la calidad del aire en muchas ciudades del país.
Todo ello, sin duda, puede influir en nuestro estado de ánimo. Más aún, cuando se trata de personas que realizan habitualmente ejercicio físico al aire libre y sobre todo en horarios “especiales” -muy temprano o casi de noche- como ocurre con la mayoría de los runners, maratonistas, ciclistas y triatletas de nuestro país.

TPS 2