¿Sabes cómo distinguir entre zapatillas para distancias cortas y largas? Acá tienes algunos consejos para hacerlo y para escoger el calzado adecuado a tus necesidades.

Escoger las zapatillas apropiadas para correr muchas veces no resulta tan fácil. Si bien hay aspectos básicos que todos sabemos distinguir, como por ejemplo que el calzado nos quede cómodo, hay otros factores que no conocemos y que también debiéramos considerar para hacer una correcta elección.
Uno de los más relevantes es la distancia que pretendes correr con las zapatillas. Claro, porque sus estructuras suelen tener diferencias que en algunos casos son más recomendables para carreras cortas y en otros favorecen a quienes van por mayor kilometraje.

Drop, Amortiguación y Más

Felipe Castro, Product Manager de New Balance, señala que las principales diferencias entre zapatillas para distancias cortas y largas se pueden apreciar en tres aspectos: el drop, la robustez y la amortiguación.
Explica que el drop es la resta entre la medida del talón de la zapatilla al suelo y la distancia de la punta al suelo, y mirando un modelo al lado de otro se puede tener una idea aproximada de cuál es el que tiene más. “En las zapatillas para distancias más cortas, el drop suele ser más pequeño, debido a que no se quiere perder energía en ninguna fase de la pisada, por lo que la transición entre la pisada y la superficie debe ser lo más rápida posible. En cambio en carreras más largas, por lo general, se privilegia un mayor drop ya que la exigencia que se le hace a la media suela es mayor”, plantea.

Correr con calzado minimalista, estilo natural running, es una tendencia con cada vez más adeptos en el mundo y en Chile. ¿Cuáles son sus pros y contras?

El correr con la mayor amortiguación posible no es la única corriente válida dentro del running. Es la que tiene más adeptos, pero también hay devotos de un estilo que va en sentido contrario. A ésta se le conoce de distintas maneras: barefoot, minimalista o natural running. Son conceptos que presentan diferencias pero que apuntan esencialmente a lo mismo: a correr emulando el movimiento natural del pie, según su diseño y evolución.
De acuerdo a sus defensores, la mayoría de los atletas aficionados que padecen lesiones crónicas experimentan una mejoría ostensible al probar este formato natural. ¿En qué consiste? en correr descalzo o con calzado con menos amortiguación, peso y drop (diferencia de altura en milímetros entre el talón y la punta) que los modelos tradicionales.

A diferencia de los corredores de calle, los traileros deben elegir zapatillas que se adecuen a distintos tipos de superficie. Diversos especialistas entregan sus recomendaciones.

¿Qué encanta más a los traileros? No se necesita una encuesta para concluir que los seduce el contacto directo con la naturaleza y la variedad de paisajes y terrenos por los que deben correr y desplazarse. Es una disciplina que exige más que el running de calle, pero para sus cultores cualquier esfuerzo vale absolutamente la pena y es recompensado con creces.
Como es lógico, correr por senderos de montaña y terrenos distintos al asfalto supone otras condiciones técnicas para el calzado. Alfonso Bustos, un apasionado trail runner, entrega una primera opinión: “se requieren zapatillas con buen agarre y tracción, especialmente para las bajadas técnicas o senderos angostos, pues te aportan una seguridad adicional. Es importante también que no sean muy bajas para que no les entre mucha tierra, y que la planta sea durable, ya que los terrenos para practicar trail en la zona central son muy pedregosos. Un plus, aunque no indispensable, es que tengan tecnología goretex”.

Aportamos diversas opiniones respecto al real aporte del calzado para corredores en la prevención de lesiones y la mejora en el rendimiento.

En 2015, el portal Runrepeat.com, especializado en testear calzado para runners, dio a conocer las conclusiones de un estudio que sacaron roncha en varias marcas.
Basada en 134.867 opiniones sobre 391 zapatillas para correr de 24 marcas diferentes, la investigación contrastó su precio con la valoración que se tenía sobre sus beneficios. ¿Conclusión principal? Cuanto más alto es el costo de las zapatillas de running, menos satisfecho queda el consumidor. Por el contrario, muchos modelos más baratos fueron mejor evaluados que la mayoría de los más caros.
Pero, ¿qué privilegian los runners cuando compran zapatillas para correr? Más que tanta sofisticación tecnológica, buscan un calzado que se adapte a su tipo de pisada y que sea cómodo, además de permitirle reducir el riesgo de lesiones. ¿Qué tan posible es esto último?
El fabricante Kelme está convencido que se puede. De hecho, viene trabajando desde hace algunos años con el Instituto de Biomecánica de Valencia (España) para diseñar un prototipo de zapatillas de running con un dispositivo integrado que permite a los atletas planificar mejor sus entrenamientos y evitar posibles lesiones durante la práctica deportiva. Este sistema es capaz de registrar los parámetros biomecánicos que caracterizan la técnica del corredor. De esta forma, con los datos que se transmiten de forma inalámbrica al teléfono móvil, se informa en tiempo real de la actividad planificada y el nivel de rendimiento. Con las cifras también se logra hacer correcciones al plan de entrenamiento para mejorar el rendimiento del corredor y prevenir la aparición de lesiones.

Hasta el 14 de agosto los corredores pueden postular a recibir pasajes, alojamiento, equipamiento, asesoría y el cupo para participar en el Maratón de Boston 2018.

¿Has soñado con correr alguno de los grandes maratones internacionales, pero no tienes los recursos para hacerlo?
Si es así, aquí tienes una gran oportunidad: postular a la beca que la Corporación BostonRun y Sparta entregarán para participar en el Maratón de Boston 2018. Este es el 42K con mayor tradición del circuito mundial, se corre el tercer lunes de abril de cada año y recibe a más de 30 mil participantes.
Los interesados pueden inscribirse hasta el 14 de agosto y el beneficiado recibirá el cupo para la carrera, los pasajes aéreos, alojamiento, equipamiento deportivo con la más avanzada tecnología y la posibilidad de entrenar junto al grupo de chilenos que han sido parte de la prueba.

Este accesorio es necesario para que los traileros puedan hidratarse y cargar lo que requieran. ¿Cuándo usarla?, ¿qué echar en ella? Aquí te lo contamos.

Muchos amantes del trail running les gusta pasar largo tiempo corriendo entre los cerros, solos y alejados del mundanal ruido. En medio de esa soledad, hay una “compañera” que conviene no olvidar: la mochila. Es que este accesorio permite llevar líquido, ropa y todo lo que un corredor de montaña pueda necesitar para mantenerse en buenas condiciones.
Por cierto, estas mochilas deben cumplir ciertas condiciones especiales, ya que la idea es poder correr con ellas sin que se transformen en una carga difícil de llevar. De hecho, los especialistas aconsejan usarla sólo cuando sea necesario. El destacado trailero Rodolfo “Pre” Díaz, por ejemplo, recomienda llevar mochila “en entrenamientos que tengan más de 120 minutos o que requieran llevar equipamiento extra, como primeras capas, hidratación por el calor, o luz frontal si sales tarde”.

Las zapatillas deben recibir, absorber y mitigar la fuerza que aplicamos al correr. ¿Sabes qué aspectos y tecnologías priorizan los fabricantes para hacerlo?

Comodidad. Eso es lo que todos buscamos a la hora de escoger unas zapatillas de running. Este concepto, sin embargo, involucra analizar varios aspectos, entre los que figura la amortiguación, vale decir, la capacidad que tiene el calzado de recibir, absorber y mitigar la fuerza que aplicamos al correr.
¿Qué importancia tiene este factor? Juan González, kinesiólogo de Medpro Clínica, responde: “El pie en sí tiene su propia amortiguación distribuida en arcos plantares, por lo que articular, muscular y ligamentosamente tiene la capacidad de mitigar los impactos que provoca correr. Con la aparición de más tecnologías de amortiguación, algunas veces su aplicación en las zapatillas parece ser algo excesivo, tanto así que puede generar inhibición de los mecanismos propios del pie, pero en estricto rigor sí debe existir”.
Cómo saber, entonces, qué nivel de amortiguación es el adecuado para nuestro pie. “Debe ser lo suficientemente cómoda para no sentir los baches o piedras del camino, ya que al final la zapatilla es una funda de protección del pie contra el medio ambiente y de las posibles lesiones que tengan”, plantea el especialista.

Sparta, New Balance y Road Runners te invitan a participar de un desafío virtual que te podrá llevar a este tradicional maratón.

Corre un maratón en 30 días y participa por un pasaje a Nueva York, la inscripción en su tradicional competencia de 42K y un plan anual de entrenamiento con el team Road Runners. Ese es el desafío virtual que acaba de lanzar la reconocida marca deportiva Sparta, junto a New Balance y el mencionado club para todos los corredores.
Las inscripciones ya están abiertas para este innovador concurso que se inicia el 20 de junio a las 6:00 AM y finaliza el 20 de julio, periodo en el que además entregará interesantes beneficios a los participantes.

¿Cómo Participar?

Para tomar parte de este desafío virtual basta con seguir los siguientes pasos:

Esta medida propia de cada modelo de zapatilla puede incidir en la forma en que corremos. Aquí te contamos de qué se trata.

¿Has escuchado hablar del drop de una zapatilla? Por si no lo sabes, es la diferencia de altura que hay entre el punto más alto del talón y el punto más bajo de la planta, calculada en una medición por dentro del calzado.
La kinesióloga deportiva Gianella Devoto añade que “el drop en una zapatilla varía entre 2 mm y 12 mm. Al bajar el drop nos acercamos más a una pisada fisiológica como el estilo Barefoot y al aumentar el drop le entregamos mayor amortiguación al pie cambiando la biomecánica de la carrera”.
Luego explica que la forma en que este factor incide en la forma en que corremos: “Al correr descalzos las fases de apoyo del pie van desde el antepie hacia el retropie, entregando menor longitud de zancada pero aumentando la cadencia. Al utilizar zapatillas nos vemos obligados a realizar el apoyo desde el retropie hacia el antepie, cambiando las fuerzas y el impacto que reciben nuestras articulaciones. Al utilizar un calzado con menor drop, y a su vez acercarnos a una pisada menos amortiguada, aumentamos la propiocepción y obligamos a nuestra musculatura a trabajar para absorber las fuerzas de impacto y mantener una alineación correcta. En cambio, al utilizar un calzado con mayor drop, disminuye la sensibilidad de nuestro pie, se reduce la propiocepción, y nuestra musculatura no trabaja de manera tan eficiente como lo haría si corriéramos descalzos. Por esta razón, las estructuras pasivas (huesos, cartílagos, meniscos, etc.) se llevan el trabajo de absorber más cargas”, detalla Gianella.

Pon en práctica los siguientes tips para que cuides mejor tus zapatillas y sepas cuándo es tiempo de renovarlas.

Por más que correr sea un ejercicio de “bajo costo”, hacerlo de manera periódica implica renovar una, dos, tres y hasta más veces las zapatillas en un año. Esto, dependiendo el volumen de kilómetros mensuales y considerando una vida útil de éstas, en promedio, no mayor a 600-800 kilómetros.
Para optimizar la duración del calzado, cuatro expertos de reconocidos fabricantes del rubro aportan los siguientes consejos:

Osvaldo Calderón, Product Trainer de adidas:
- El lavado ideal es siempre a mano, porque hacerlo en lavadora afecta la estabilidad y ajuste de la capellada, entre otros factores. Después hay que secarlas en un lugar fresco (no al sol), idealmente con un poco de papel de diario adentro para que absorban la humedad. Es bueno tener una “bitácora” para contabilizar cuántos kilómetros se llevan corriendo con cada modelo, para tener un registro y poder comparar cómo van reaccionando los modelos según el tiempo de uso.

Sergio Costabal, Senior Marketing Manager South Cone Under Armour
- Las zapatillas de running son para este deporte y nada más. Haciendo un parangón, si tengo un Ferrari no debería usarlo en caminos de tierra. Nosotros hemos diseñado cada zapatilla según los requerimientos específicos que tienen los atletas.

El precio que cobran los eventos pedestres suele ser un tema de controversia. Corredores y productores plantean aquí sus puntos de vista al respecto.

¿Cuánto estás dispuesto a pagar por participar en una corrida? La amplia oferta que existe hoy en Chile da para todo: hay carreras gratuitas con buenos estándares como la reciente “Santiago Corre Consalud”, hasta otras como el Maratón de Santiago –la gran fiesta del running nacional– cuyo precio máximo en la edición 2016 alcanza los $32.000.
Sobre ese escenario, cabe preguntarse cuáles son los factores que se consideran para definir el costo de una corrida o también qué aspectos son los más apreciados por los asistentes, para así evitar controversias en esta materia y contar con eventos de alta calidad.
Un breve sondeo en nuestras redes sociales entrega algunas respuestas interesantes. Para Felipe Ahumada, por ejemplo, “los factores principales para pagar en una carrera son el servicio de cronometraje y la indumentaria (poleras). Un pago de 6 mil pesos por distancias sobre 10k es un valor razonable y justo; el resto se puede costear con auspiciadores”. Rita Sanhueza agrega a eso “la hidratación, las frutas y las medidas correspondientes para prevenir algún inconveniente en la calle. El monto máximo debiera ser 10 mil pesos”.
A juicio de Rafael López, en tanto, “los servicios fundamentales son la seguridad vial, los servicios higiénicos de calidad y en cantidad, además de buenos puntos de hidratación. Cabe señalar que hay instituciones como el Ejército, Carabineros e Isapre Consalud en que el costo es cero y están dentro de las mejores organizadas del circuito”.

Los siguientes elementos de indumentaria ayudarán a que tus vivencias por rutas de montaña sean provechosas y duraderas.

Aunque suene majadero, correr por senderos de montaña o en medio de la naturaleza tiene diferencias significativas respecto a hacerlo por rutas de asfalto y eminentemente planas. Por ejemplo, en el trail running los ritmos prácticamente no existen. ¿Qué significa eso? que puedes correr un kilómetro en cuatro minutos y el siguiente en diez, lo que dependerá del terreno y el desnivel del trazado. Lo anterior deja en evidencia que no siempre se puede correr. Las pendientes muy empinadas te cortarán la carrera, asumiendo con el paso del tiempo que caminar es algo natural en esta hermosa disciplina. También lo son la soledad y los eventos no planificados, como las caídas o salidas de ruta, lo que te obliga a estar siempre alerta y preparado.

Consejos Útiles

En ese contexto, es ultra recomendable que tomes en cuenta los siguientes consejos, aportados por la reconocida marca Asics, si quieres ser un trailero de fuste por muchos años más.

-Usa zapatillas técnicas

Uno de los aspectos esenciales para practicar este deporte es contar con zapatillas de trail running de buena calidad. Su agarre es fundamental para correr por superficies de montaña y prevenir los resbalones en los tramos de pendiente.

La gran mayoría de los corredores de montaña, dependiendo la dificultad del terreno y la extensión de la ruta, utiliza una serie de accesorios que le permitan rendir de mejor forma.

Lejos de la civilización y las comodidades. En esa condición están los trail runners cuando suben y bajan por senderos de montaña. Muchas veces con la naturaleza como única compañía.
Por eso necesitan apoyarse no solo en unas zapatillas técnicas y en la ropa ad hoc para practicar esta actividad. “Estos corredores deben llevar todo lo que puedan requerir, tanto en entrenamientos como en carreras”, asegura Renzo Santoro, cultor de la disciplina y socio de Outsoul, empresa que importa y distribuye artículos outdoor.

Los Imprescindibles

A su juicio, un elemento imprescindible para estos deportistas es la mochila de hidratación. “Su tamaño depende de los gustos personales. A mí me acomoda más una de formato pequeño para llevar una bolsa de hidratación que sea fácil beber. Así corres con las manos libres y te quedará espacio para incluir alguna prenda para el frío, comida o lo que necesites llevar. Ahora bien, muchos corredores prefieren portar un cinturón de hidratación, con una o dos botellas plásticas. Con éste tienes menos espacio para otras cosas pero te permite mantener la espalda libre y ventilada. Personalmente no lo he usado pero lo voy a hacer pronto. Finalmente, para los más minimalistas, existen unas botellas que traen un pequeño bolsillo adherido donde caben el celular y las llaves. Estas se pueden transportar en la mano”, relata.

La nueva línea de zapatillas Under Armour ofrece la máxima comodidad y absorción de impacto. ¡Descúbrelas!

Las alternativas que ofrece Under Armour a los corredores en 2016 dan continuidad a la tremenda evolución que tuvo la marca en la industria del running en las últimas temporadas. Un mérito reconocido mundialmente mediante varios premios entregados por plataformas como Runner’s World, entre otros.
Son 5 modelos los que componen el top de línea de la marca: Gemini 2.1, Apollo 2 Clutch, Slingride Fade, Bandit 2 y Fortis 2. Ellos responden a las necesidades de 3 tipos de corredores: los que corren distancias largas (Run Long); los que corren distancias cortas, buscando velocidad e intensidad (Run Fast); y los que disfrutan correr en superficies que requieren un máximo de potencia y tecnicidad (Run Strong).
“Después de haber segmentado a su consumidor runner detrás de las categorías Run Long, Run Fast y Run Strong, quisimos perfeccionar los mejores atributos de cada una de sus zapatillas para que cumplan con los objetivos que se puede plantear cada corredor”, señala Sergio Costabal, gerente de marketing de Under Armour.

Si eres una mujer runner ten en cuenta las siguientes recomendaciones para que elijas correctamente tus próximas zapatillas para correr en asfalto o montaña.

Algunas mujeres, privilegiando los atributos técnicos y el uso que les darán, en lo último que se fijan es en su precio. Otras discriminan por ese factor. Por muy lindas y cómodas que sean, si no están dentro de su presupuesto no se las llevan.
Está el grupo de las muy informadas, que suman más tiempo corriendo y que, primero que todo, saben perfectamente cuál es su tipo de pisada. Son las que tienen su decisión casi tomada respecto a qué modelo comprar. Y está el segmento de las con menos experiencia y conocimiento. Ellas, sí o sí, necesitan de la orientación y paciencia de un vendedor para poder escoger adecuadamente.
Cualquiera sea tu caso, lo ideal es que el proceso de adquisición de tus nuevas o quizás primeras zapatillas de running sea grato, lo menos estresante posible y bien asesorado. Para ayudarte a realizar una buena compra, tres especialistas te entregan a continuación una serie de recomendaciones que vale la pena tomar en cuenta en este importante proceso.

 K1